skip to Main Content

Una oración de acción de gracias durante la pandemia

Versión imprimible

Dios, nuestro Creador, ¡por tu gran amor y misericordia, nos has prodigado con todo lo que se necesita para nuestra integridad y santidad! Escucha nuestra oración mientras te agradecemos desde el fondo de nuestro corazón.

Si bien es cierto que estamos sufriendo durante esta pandemia de COVID-19, también reconocemos las cosas por las cuales estamos más agradecidos:

  • Nuestra casa común, la Tierra, disfruta de unas excelentes vacaciones por nuestro descuido al contaminarla;
  • Más personas pasan más tiempo en oración, meditación y caminatas de creación;
  • Los animales salvajes reclaman sus espacios sagrados sin que los humanos los molesten;
  • Familias que fortalecen relaciones más estrechas entre ellas durante los encierros;
  • Más personal se despertaron para ayudar a los necesitados;
  • Corazones que aprenden a aceptar la singularidad de los demás, ya sea su raza, color, origen étnico, creencias, religión o tradiciones;
  • La reducción de la fabricación de productos no esenciales;
  • Cada vez más personas aprenden a reducir los residuos;
  • Creatividad en la instrucción educativa, incluido el aprendizaje en línea, modular, misto y en casa;
  • Los dones de la vida, la libertad y las relaciones, que a menudo damos por sentado;
  • La generosidad de tantas personas que reconocen y responden a las extraordinarias y abundantes necesidades de los demás durante estos tiempos sin precedente;
  • La tecnología que nos ayuda a conectarnos entre nosotros.

En general, nosotros, los habitantes de la Tierra estamos aprendiendo y preparándonos a tratar a nuestra amada Madre Tierra y a todo el pueblo de Dios con respeto y reverencia cuando termine esta pandemia.  Amén.

Esta oración fue escrita para MESA por la Hermana Helen Libo-on, directora de la Escuela de San Juan Bautista; la Hermana Hilda Jiménez, directora del Junior College de la Misericordia; y la Hermana Virgencita Alegado, directora de la Escuela Secundaria de la Santa Cruz.  Las tres escuelas están ubicadas en Mindanao, Filipinas.

Back To Top